Sobre mí

viernes, 29 de mayo de 2009

Ojalá se pudra

"Al señor de la foto se le ve tan a gusto porque acaba de zamparse a un impúber, que son su debilidad. Tiene la despensa llena de niños con muslitos de mantequilla. Los hay de todos los colores y de todas las edades, y los puede vestir como le dé la gana para excitar sus jugos gástricos. A veces los disfraza de monaguillos, y a veces les hace desfilar en calzoncillos y camiseta de tirantes. Él mismo va unas veces de cura y otras de seglar, según la ocasión. el señor de la foto no es un ogro de relato infantil, es un pederasta de la vida real y se llama Marcial Maciel. Fundó, como es lógico, muchos seminarios en los que se presentaba de improviso y a cuyos dormitorios se asomaba para elegir acompañante como el que elige una langosta del vivero. Quiero éste y éste y éste.

Algunos de los niños devorados denunciaron, ya de mayores, al señor de la foto. Pero el Vaticano no les hizo caso porque Marcial Maciel tenía amigos hasta en el infierno, valga la paradoja. Además, olía a santidad. Al final de su vida, cuando los niños abusados formaban legión, la jerarquía eclesiástica pidió al ilustre pederasta que llevara una existencia discreta, por favor. Nada de juicios, nada de cárcel, ni siquiera nada de excomunión. Sea usted discreto, que su mano izquierda no sepa en qué clase de ingles anda metida la derecha. el octogenario, cuya libido ya no era la de antes, se retiró tranquilamente a un convento donde las monjitas de su orden le daban todo hecho, y aquí paz y después gloria. Ahora hemos sabido que tenía una hija secreta, como Dios manda."

Esto lo ha publicado recientemente Juan José Millás y yo, que soy generosa, por si alguien no lo ha leído, lo transcribo porque me parece importante que se sepa lo que hay.

Lo que pienso ya se lo pueden imaginar, sencillamente me provoca ASCO saber que ese misarable se haya ido sin pagar sus cuentas. Ojalá se pudra en el infierno, si es que existe.

martes, 26 de mayo de 2009

Escogería muchas...

pero me quedé con esta.
Refleja el colorido, la placidez del atardecer y la tranquilidad del lugar. Ésta es la imagen que quedó en mi memoria de mi paso por Aveiro (Portugal)

domingo, 24 de mayo de 2009

Casa Gerardo- Asturias, ¡vaya fiasco!

Fuimos a comer el domingo 17 de mayo a Casa Gerardo, en Prendes, Asturias. No queda de paso, uno va a propósito o no va.
Hacía algunas semanas que buscábamos un lugar en Asturias que nos permitiera encontrar el marco adecuado a una celebración y al tiempo conocer un nuevo restaurante.

Casa Gerardo parecía reunir las condiciones, al menos, su web prometía y algunas guías gastronómicas lo recomendaban. Allí nos fuimos.

Claro que cuando voy a un restaurante de los que considero "especiales" y pienso en hacer una posterior publicación en el blog, no se lo comento a los responsables. Hago mis fotos y después, alejada de cualquier tipo de influencia externa, manifiesto mis opiniones.

Decidimos tomar el menú degustación número dos, que con el vino sumó una cuenta de 150 euros para dos personas.
Yo me pregunto si están de broma o se creen que nacimos en un repollo. En primer lugar y a pesar de que el restaurante está en zona rural, el comedor tenía la única luz que proporciona la electricidad. Sí, las paredes, de piedra, muy bonitas, pero vamos, que donde esté una buena ventana...

El servicio no estuvo a la altura para nada, en dos ocasiones pretendieron retirarnos los platos cuando aún no habíamos terminado. La atención tenía voluntad, pero careció del estilo que esos precios y el pretendido nivel del restaurante requiere.
Voy detallando..
Fue el primer entrante, es lo que se ve, salmón con gotitas de vinagre de módena.Este entrante lo denominan en la carta como "molusco", es una navaja hecha al vapor y punto. La verdad es que hasta queda un poco ridícula en el plato, personalmente me gusta más a la plancha con una gotita de limón, pero bueno...
De lo poco que me pareció rico, las croquetitas tenía un punto de sabor muy rico y el crujiente con queso también estaba muy sabroso.Esta es una crema de verduras, correcta, sin más.
El pescado rico, en su punto, con una vinagreta sabrosa, de lo mejor del menú.

Este plato es para quedarse a cuadros. Sirven unas rodajitas casi invisibles de pulpo y un huevo (que cuecen en papel film y lo meten en agua hirviendo unos segundos) por encima, con el plato ya puesto en la mesa, vierten de una jarrita, ¡agua del pulpo! ¿resultado? hombre, francamente, asqueroso. Soy buena comedora de pulpo, pero el agua de cocer el pulpo, así, a pelo, con el huevo, no resulta rico para nada. Otra cosa, vuelven a poner encima del huevo "brotes de soja" cuando ya las habían utilizado para la crema de verduras. ¿Dónde está la imaginación de los cocineros?
Último plato: fabada. Correcta, sin nada que la destaque. En Asturias se come buena fabada en cualquier esquina y por cuatro duros. Desde luego no fui a Casa Gerardo a comer especialmente fabada. El compango tenía un aspecto de lo más poco apetecible, al paladar resultó rico, pero que nooooooooooo, que en estos lugares TODO ha de ser espectacular que para eso lo cobran.

Ésta es la célebre "mandarina al óleo". Bueno, aún estoy atónita. El sabor? el de un helado de mandarina normal sobre zumo de mandarina normal. La presentación no puede ser más sosa, madre mía pero si yo en casa me esmero más.... alucinada estoy.

El segundo de los postres fue un arroz con leche que ellos venden como la séptima maravilla del mundo y que yo os digo que es un arroz con leche de Thermomix de toda la vida con alguna yema añadida y azúcar quemado por encima, no tiene más ciencia.

Vamos a ver, si no hay entorno y no lo hubo porque el lugar es el que es y el comedor es hermético, tampoco servicio esmerado y tampoco lo hubo, la comida es de la que puedes comer en casa, porque yo en mi casa no sólo como bien, si no que también sé hacerlo, pues para todo eso, no me voy a Casa Gerardo a Asturias y nos soplan 150 euros.

Ya me dirán ustedes si este menú vale 75 euros por cabeza, estamos de coña o qué? Mucho larili y poco larala.
Lo que decía al principio, que no nacimos en un repollo y a mí ya no me los cobran más .Que señores míos, estamos en tiempo de crisis y su uds. cobran esos precios, lo menos que tienen que hacer ofrecer un menú digno y sabroso. Afortunadamente hay mucha oferta y uno puede comparar y en este caso no están a la altura, para nada.

(Por cierto, aunque no tengo costumbre, voy a enviarles un mail con la dirección de este post a los dueños de Casa Gerardo, seguro que les interesa la opinión de personas que como yo, hemos comido en su casa)

jueves, 21 de mayo de 2009

El bañista


Se llama "El Bañista" y está en Vigo. Forma con "El Nadador" una pareja de esculturas realizadas por el escultor gallego más internacional, Francisco Leiro.

No sé el tiempo que lleva alojada en la explanada del Náutico de Vigo pero hace poco que la descubrí. Me encantó por su fuerza, por el color del bronce en contacto con el sol y por esa posición tan espectacular. Merece la pena verla, sin duda.

martes, 19 de mayo de 2009

Hasta siempre, SEÑOR


TÁCTICA Y
ESTRATEGIA


Mi táctica es
mirarte
aprender
como sos
quererte
como sos
mi táctica
es
hablarte
y escucharte
construir
con palabras
un puente
indestructible
mi táctica
es
quedarme en
tu recuerdo
no sé cómo
ni sé
con qué
pretexto
pero
quedarme en vos
mi táctica
es
ser franco
y saber que
sos franca
y que no nos
vendamos
simulacros
para que
entre los dos
no haya telón
ni abismos
mi
estrategia es
en cambio
más profunda
y más
simple
mi
estrategia es
que un día
cualquiera
no sé cómo
ni sé
con qué
pretexto
por fin me
necesites

Dicen que te has ido pero yo sé que es mentira.

Cuando leí este poema por primera vez, me estremecí. Si el amor auténtico y generoso tuviese un nombre, sería el de este poema.

Fue emocionante descubrir tu literatura, ir adentrándome poco a poco en tu especial mundo, en tu cercanía, en la magia de tus textos.

Nunca olvidaré aquel día de hace diez años en los que salía de la librería Mosca en 18 de julio con "Buzón del tiempo" y cruzando la calle te encontré de frente.

Cuántos sentimientos en ese momento; me puse colorada mientras te miraba y me quedé paralizada. Hubiera querido hablarte, decirte cuánto te admiraba, pedirte que me firmaras el libro, contarte despacito cuántas emociones me habían proporcionado tus lecturas, pero no fui capaz.
Siempre estarás en mi recuerdo porque tus libros adornan mi librería y acompañan mis silencios.

Me enorgullece haber nacido bajo el mismo cielo que tú.

Siempre te querré, paisano. GRACIASSSSSSSSSSSS por hacerme ser más.

jueves, 14 de mayo de 2009

Estoy perdida..

"Buenas, soy Emilio Calatayud. Sigo sin comprender cómo va a hacer el Gobierno para poner en marcha su idea de facilitar la píldora poscoital sin receta y sin límite de edad. Si tenemos en cuenta que la Ley de Protección Jurídica del Menor dice que todos estamos obligados a denunciar la existencia de menores en situación de riesgo, ¿qué debe hacer un farmacéutico si una niña que está a punto de cumplir los trece años le pide la píldora del día siguiente? Si se calla y le da la pastilla, mal, porque la Ley del Menor le obliga a denunciarlo. Y también el Código Penal, que considera abuso sexual toda relación que se mantenga con una menor de trece años. Pero es que si se niega a darle la píldora, para la que ya no hará falta receta, igual se mete en otro lío. Y si lo comunica a los padres o a las autoridades, también puede atentar contra el derecho a la intimidad de la menor…"
Acabo de leer el blog del juez de Granada y reflexiono sobre la medida que he oido estos días que va a aprobar el gobierno.
Me parece que se han pasado una vuelta de rosca.

¿Dónde está la necesidad de una medida de estas características? La píldora ya se estaba expendiendo a todas aquellas mujeres que lo solicitaran y con receta, con lo cual cuesta bastante menos que los 20 euros que costará llendo a la farmacia directamente.

Por otra parte, existe el riesgo de que si se obvia el paso previo del control médico, se termine tomando como un método anticonceptivo. Y nonononono Sra. Ministra, no es igual que un método anticonceptivo, es increíble como una persona con semejante responsabilidad puede decir una tontería de semejante calibre sin valorar el alcance de sus palabras. Es una descarga hormonal que esporádicamente puede que no tenga consecuencias pero si se convierte en hábito, las tiene y no me voy a extender sobre ello.

Aunque a día de hoy se dé sin problemas, no es lo mismo pasar un control médico previo, sobre todo por la información que se facilita y que el farmacéutico, como es natural, no dará.
Como bien dice el juez, cualquier niña podrá comprarla sin asesoramiento de ningún tipo e incluso descansarse a la hora de tomar otras medidas anticonceptivas.

Soy defensora a ultranza de cualquier medida que ayude a las mujeres a decidir sobre su vida y su sexualidad, pero todo en esta vida ha de tener un orden y un límite y se lo han saltado a la torera.
No vale todo, no nos pasemos de mega guays. Al final creo que prima más la política que la sensatez y que a ministra nueva, cualquier cosa con tal de destacar.

En este caso, me parece que no sabe bien el alcance de lo que pretende aprobar, no sé, estoy perdida...

lunes, 11 de mayo de 2009

Monasterio de Alcobaça (una historia de amor en su interior)

En Alcobaça (Portugal) se encuentra este Monasterio, Patrimonio de la Humanidad, que fue fundado por el rey Afonso Henriques y donado a la Orden del Cister. Es la iglesia más grande de Portugal, dominada por la austeridad, la practica ausencia de ornamentación, con la luz precisa para momentos de oratoria. Una delicia de arquitectura gótica con pureza de formas. Soy una fan de la arquitectura cisterciense y recorrer este monasterio fue uno de los momentos que jamás olvidaré.En su interior sobresalen los sepulcros de Don Pedro y Doña Inés de Castro protagonistas de una historia de amor como no ha existido otra igual. Si tienes un momento y no la conoces, te invito a leerla, es impresionante…

" Pedro que era hijo del rey Alfonso IV de Portugal y heredero al trono, se caso en segundas nupcias con Constanza Manuel, en esa época D. Inés de Castro era su dama de compañía desde su reclusión al castillo de Peñafiel (Valladolid).

La boda se realizó por poderes y sólo cuatro años después la esposa llegó con su séquito a Lisboa (Portugal) para consumar el matrimonio.
Pronto, D. Pedro I se enamoró no de su mujer sino de Inés su hermosa dama de compañía, quien la describe como: “bellísima, de esbelto cuerpo, ojos claros y cuello de garza”.

Pedro e Inés se transformaron en amantes y poco después la historia llega a los oídos del Rey que manda desterrar a Inés de Portugal, confiando en que la separación física de los amantes consiga poner paz en el reino. La maniobra surte poco efecto. La novia busca refugio en el castillo de Albuquerque, pequeña localidad extremeña a la vista de la frontera portuguesa.

Constancia murió al dar a luz a su segundo hijo. Y los amantes tratan de legalizar su situación, juntos se trasladan al norte de Portugal, y allí nacieron sus cuatro hijos.

Pedro desobedeciendo a su padre que ya la tenía otra candidata se casó en secreto con doña Inés.El nuevo matrimonio se traslada a Coimbra a la Quinta de las Lágrimas.

Cuando el Rey Alfonso IV se enteró de la boda secreta presta su conformidad al asesinato de
Dª Inés como le recomiendan tres nobles portugueses.
La sentencia se ejecutará en la propia residencia de la pareja en Coimbra, aprovechando la ausencia de D. Pedro, muy aficionado a la caza, la joven lloraba clamando que alejaran a sus hijos para que no la vieran morir. El 7 de Enero de 1355, en el jardín, en presencia de los niños, la degüellan sin piedad..

Don Pedro amenazó vengarse por lo ocurrido y se alzó contra su padre. A la muerte de éste hizo detener y ejecutar a los verdugos de su bella Dª Inés, a los que arranco el corazón delante de sus hombres y le valió el nombre: “el Justiciero”.
D. Pedro, exhumo los restos de su amada Inés y la corono como reina.

En el Monasterio de Alcobaça, ordeno esculpir un túmulo funerario para Inés. Cuando estuvo finalizado, ordeno el solemne traslado de los restos desde Coimbra hasta su túmulo funerario"

Un amor que ni tan siquiera la muerte separó. Impactante ¿no?

sábado, 9 de mayo de 2009

Que le den por el lince

Hace unos meses, el Papa (tan sembrado él) ha dicho que el ejercicio físico, el pescado azul y el aceite de oliva.. “no sólo no son buenos para combatir las enfermedades cardiovasculares, sino que las agravan”.

A continuación encendió un “gitanes”, dio unas caladas y exhaló el humo formando volutas.

La O.M.S. se quedó muerta y publicó una nota expresando su estupefacción.

El Vaticano quiso enmendar al Papa y dijo que nonono, que es que se le había malinterpretado.

Un conocido humorista fue un poco más allá y dijo en la televisión que seguramente el Papa había dado “demasiadas misas”.

Pero claro, con la curia hemos topado y más rasgaduras de vestiduras por la simple insinuación de que el papa le había dado al drinking . Así que alguien decidió hacerle llegar al humorista famoso un mensaje de “cuidadín” , se metieron sigilosamente en su casa y le dejaron una cabeza de lince ibérico entre sus sábanas.

La condena internacional, fue unánime y el famoso humorista haciendo gala de su buen carácter dijo “si lo llego a saber, digo ..borracho”

Y yo.... a cuadros y no dando crédito, atónita y demudada la color.



Parece una historia al más puro estilo de los gánsteres y todo porque el señor Papa en vez de dedicarse a rezar que es lo suyo, habla de cualquier cosa y larga sin saber el alcance de sus palabras. A continuación los que en su nombre se sienten ofendidos, cortan cabezas de lince y manchan sábanas a modo de “advertencia”.

Claro que la verdad, lo mejor sería ignorarle, a mí, como si canta jotas aragonesas.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Buscando un beso a medianoche

Todos tenemos secretos o momentos inconfesables, esta película empieza con una escena en la que el protagonista es pillado en uno de esos momentos en los que uno preferiría desaparecer del mundo antes de tener que vivir ese instante. Claro que para el espectador es comiquísimo, pero a poca empatía que uno tenga, vaya papelón.

Se desarrolla en una nochevieja en la ciudad de Los Ángeles, donde acosados por el miedo a la soledad de tan señalado día, dos extraños se encuentras a través de una web de contactos, en busca de conversación y cariño más que de una nueva pareja, de un abrazo cálido más que de un polvo.

Fotografiada en precioso blanco y negro me ha regalado un rato fantástico y me ha hecho comprender una vez más, como con un escaso presupuesto pero con un guión impecable se puede hacer una buena película.

Su inteligencia, sentido del humor, ternura y la ciudad de Los Ángeles componen un cóctel de miradas y diálogos que gana en intensidad a medida que el film avanza.

Me ha encantado, más cine así, por favor.





lunes, 4 de mayo de 2009

Restaurante "Playa Club" A Coruña

No soy la reina de Chaschispum y no celebro mi cumpleaños durante una semana seguida, pero como sí soy la reina de mi casa, lo celebro todas las veces que surja, así que aunque hace ya un mes que ha sido mi cumpleaños, el viernes fue mi última celebración (por este año, espero). 

El sitio escogido fue el Playa Club de A Coruña. Está situado en plena playa de Riazor, en una especie de burbuja de cristal con unas vistas espectaculares. Tuvo una estrella Michelin hasta el año pasado que por aquellas cosas que una no se explica bien, se la han retirado.

El entorno se deja apreciar en las fotografías con todo su esplendor. La mesa, reservada para la ocasión estaba en un especie de reservado en el que había solo tres mesas con distancia suficiente para no sentir agobios y poder departir sin compartir conversación. Agradabilísimo el espacio, decorado con gusto y sin recargos innecesarios.
Tomamos un menú degustación donde en todo momento la materia prima prevaleció sobre cualquier otro tipo de condimento. Exquisito los aromas y los platos.
La única observación negativa se la llevó el acompañamiento de la zamburiña, las habas no estaban en su punto, o eso nos pareció.

Durante la comida y como propina al precioso paisaje, tuvimos el placer de ver llegar a la ciudad a un crucero. Después y algo más tarde, paseando por la ciudad vimos a los pasajeros caminando entre nosotros.
Lo demás, sencillamente delicioso. Atentísimo el servicio que en todo momento estuvieron pendientes de nosotros, en silencio, sin molestar pero cumplimentando cada necesidad sin que hubiese necesidad de requerirla.
Bebimos un Juve Camps que es un cava que nos encanta y para la carne, una copa de un vino argentino cuyo nombre no recuerdo pero que fue una excelente recomendación por aroma, cuerpo y sabor.
Con los postres una copa de moscatel, en su punto justo de temperatura y dulzor.

Al final el café, servido por atención de la casa con unos dulces como acompañamiento y azúcares de todos los colores.
Y nononono, no fue carisísisimo, normal para un ágape de estas características, nos encantó y lo recomendamos en todos los sentidos, fue parte de un día fantástico.