Sobre mí

domingo, 25 de octubre de 2009

Zapatero remendón


Cuando veo estas cosas me doy cuenta más que nunca que tengo muchos años (pero no tantos, ehhh, no conviene exagerar), porque recuerdo los antiguos zapateros que había en los barrios y que hacían cualquier arreglo al calzado.

¿Os resultan familiares estas imágenes o sois de los que solo conoceis los talleres de reparación de calzado de las grandes superficies?

13 comentarios:

Tawaki dijo...

A mí me resultan muy familiares y estaba pensando lo mismo que tú, pero luego he caido en la cuenta de que en Madrid siguen existiendo. De hecho hay dos o tres muy cerca de mi casa.

Besos.

Belén dijo...

Curioso, el padre de un paciente mío era zapatero, y me enseñó fotos de su sitio...

:)

Besicos

Arantza G. dijo...

Un oficio que lamentablemente está perdiendo su esencia.
Un beso
En mi blog Flotando en los versos hay un regalo a la amistad.

La Vero dijo...

La verdad es que creo que me pilla un poco atras jejeje

Besos y abrazos

Perséfone dijo...

Oye, tan mayor no eres ¿Eh? que yo también he llegado a ver al zapatero en pleno apogeo, cuando ponerle las tapas a los tacones era más rentable que comprarse unos zapatos nuevos "Made in Indonesia".

Iba mucho con mamá cuando era una cría para que le arreglase sus zapatos jeje

Lástima que ya estén en peligro de extinción (si no extintos del todo).

Preciosas (y nostálgicas) imágenes.

Un abrazo.

Ico dijo...

Pues claro.. yo llevé unos cuantos.., eran espacios mágicos como salidos de cuentos de Dickens.. qué recuerdos me has traído.

Isabel dijo...

Precisamente me he pasado un par de días buscando uno en mi localidad. Lo he encontrado, pero bien lejos, caro y hasta la semana que viene no están... no hay derecho. Besos.

leo dijo...

He sentido, vívido como si estuviera allí, el olor a cuero concentrado, a betún "metálico", del local del zapatero al que llevaba mi madre los zapatos, cuando aún tenía que ir de su mano. Ya no existe.
Gracias por el recuerdo.
Besos.

dintel dijo...

Siempre me han encantado los zapateros, lus localitos pequeños y el olor que desprenden.

Jota Ele dijo...

Con ésto de la crisis, es un oficio que está volviendo a resurgir, aunque ahora tienen una maquinaria más moderna y te plantan unas mediasuelas en un periquete.

Muy bueno y entrañable el reportaje, Frabisa.

Besos.

Ñoco Le Bolo dijo...

• con la mirada en la torre…

Ahora recuerdo que debiera llevar mis zapatos a...
¿pero todavía se llevan?
Entrañables fotos

• bicos / CR & LMA
____________________________

AnuKa dijo...

¡Me encanta!, el zapatero al que llevo el arreglo de mis zapatos y bolsos, tiene un taller del estilo. Es un hombre mayor, el taller un sitio oscuro, atestado de zapatos, pero lo que más me gusta es el olor, como yo digo, son "olores de infancia" que algunos jóvenes de hoy no tendrán en su recuerdo. Porque los olores se recuerdan, sí...

Me has dado una idea Frabisa, jeje...

Besos

Irreverens dijo...

Yo también iba a un zapatero que en realidad eran tres: tres hermanos muy curiosos y entrañables.

:)